DE UNA PASIÓN A UNA VOCACIÓN

En el 2002 Josep Mª Gràcia decidió dejar su trabajo para dedicarse plenamente a su pasión; la venta de antigüedades.

CREACIÓN DE LA EMPRESA

Para ello, se hizo autónomo y creó RESTAURACIO. Una pequeña empresa dedicada a la compra-venta de antigüedades y productos vintage.

DÓNDE EMPEZAMOS

Con el ‘boom’ de las nuevas tecnologías aún por llegar, Josep empezó vendiendo en mercadillos y ferias de antigüedades.

PRIMERAS VENTAS

Vendía principalmente antigüedades en muy buen estado; Raquetas o Esquís de montaña, Molinillos de café, Radios, Relojes, Sifones etc