Todas las navajas de afeitar pueden tener distintos tamaños. Y gracias a los grandes consejos de Gonzalo Álvarez Guerrero junto a Restauracio, os presentamos una magnífica Guía sobre el tamaño de las navajas de afeitado tradicional. 

Las navajas de afeitar convencionales o plegables se pueden clasificar según cuatro características.

  • Metal de fabricación
  • Vaciado de la hoja
  • Tamaño real de la hoja
  • Punta de la hoja

Tamaño o ancho de la hoja

El ancho de la hoja se define como la distancia entre la parte superior de la lámina, el lomo, y la parte inferior de la misma, el filo.

El tamaño de la navaja de afeitar viene determinado por el ancho de la hoja en una fracción fácil de leer, 5/8, 7/8, 15/16 y así sucesivamente. Ahora, la pregunta es ¿Qué significa la fracción? La anchura de la navaja de afeitar se mide en octavos o dieciseisavos de pulgada, pero más generalmente en octavos, tales como 4/8, 5/8, 6/8, 7/8 y 8/8 e incluso 9/8. El tamaño 6/8 y 9/16 son los dos más comunes, junto con el tamaño de 5/8 de pulgada lideran la demanda mundial. En España las navajas 7/8 son las preferidas y más frecuentes.

También hay o ha habido fabricantes con otras escalas o denominaciones para indicar el ancho de las hojas de sus navajas y por consiguiente el tamaño de sus navajas. Eso se puede ver en las famosísimas barberas Filarmonica de Jose Montserrat Pou donde los tamaños o tallas son:

  • Tamaño 10 – equivalente aproximado 3/8”
  • Tamaño 11 – equivalente aproximado 4/8”
  • Tamaño 12 – equivalente aproximado 5/8”
  • Tamaño 13 – equivalente aproximado 6/8”
  • Tamaño 14 – equivalente aproximado 7/8”

Una posible explicación del porque de esta denominación podría ser que 14 sean 14/16 de pulgada, que equivale a: 25,4/16 x 14 = 22,2mm.

Esto debería ser así, pero no hay una correspondencia tal cual, ya que dependiendo de los modelos, y sobre todo para el tamaño 14 se da el caso de que muchos ejemplares pueden equipararse a 7/8” o 8/8” e incluso mayores llegando a superar la pulgada

También hay que tener presente el cómo se mide ya que la marca Filarmonica y la mayoría de los fabricantes del tamaño ‘14’ utilizaban la vieja manera de medir. Esto hoy en día es más dudoso, hoy con la nueva forma de medir que se utiliza habitualmente como una cuestión de sentido práctico o simplemente porque algunos usuarios actuales no son conscientes del método antiguo.

Así mientras que una verdadera ‘NOS 14’ con la manera vieja se mediría desde el lomo-bisel de afilado hasta el filo de corte como una 7/8, hoy en día tal vez será una 8/8 o 15/16” al medir desde el lomo o columna vertebral hasta el filo.

La explicación de la variación o diferencia de la anchura de la hoja en un fabricante incluso dentro de un mismo modelo marca y tamaño de navaja puede encontrarse en el hecho de que en la fábrica la máquina que hace las hojas, les da a todas su tamaño correspondiente. Entonces ¿Por que una 7/8 o una 14, mide más? Porque es un producto artesano. El paso de un trozo de platina de acero con forma de hoja, a lo que llega al usuario es un proceso casi todo manual. En el vaciado, el maestro artesano introduce la hoja en bruto entre dos piedras y va comprobando como se completa dicho proceso. En esta fase del trabajo, la pérdida de material es importante, el maestro vigila el ancho de hoja pero lo principal es lograr un buen vaciado. En el difícil equilibrio entre conseguir una finísima hoja y no desgastarla en altura, el artesano solo tiene un arma, unos milímetros más de acero. Si el vaciado se completa correctamente, saldrá una navaja con unos milímetros de más, más grande. Cuando se complica un poco el proceso de vaciado entonces sale un poco más pequeña. Todo esto dentro de unos parámetros de medidas máximas y mínimas, de lo contrario la hoja es desechada. Los milímetros de más o de menos no tienen importancia, o sí, pero ha de tener presente que esas diferencias son debidas a un trabajo artesanal, lo que hace que cada navaja sea única.

La existencia de diferencias de tamaño entre los distintos fabricantes de navajas de afeitar también puede encontrarse en el hecho de que la pulgada no tenía las mismas dimensiones en todas las regiones y países. Por ejemplo en Thiers (Francia) tenia 28mm, en Nogent y Alemania era de 26.5mm y en Inglaterra de 25.5mm

Ventajas y desventajas del ancho de la hoja

Una navaja con la hoja ancha, recoge más espuma en las pasadas que una navaja estrecha, lo cual hace que sea menor la frecuencia de su limpieza y así el usuario puede ahorrar tiempo. Sin embargo, una navaja con la hoja ancha no ofrece la misma ‘maniobrabilidad’ que una navaja con la hoja más estrecha, las cuales son muy eficaces para afeitar áreas estrechas como la zona del bigote, pero, requieren una limpieza o eliminación de la espuma de afeitado más frecuente. Lo que hace que cada usuario tenga sus preferencias en cuanto a la anchura de la hoja.

Curiosamente, las preferidas por los barberos españoles eran las navajas con un vaciado extremo y de tamaño 14. Tanto las marca Filarmónica, como las navajas de las marcas Palmera, Iberia… tienden a ser mayoritariamente de 7/8” o 14 que podrían pasar por 8/8” con sus más de 25 mm de hoja. Pero en lo que no hay duda y en lo que coinciden es en el vaciado.

¿Cuál es la diferencia al afeitarse con navajas de distintos anchos de hoja?

Hasta cierto punto, depende de la técnica, pero por lo general, la mayoría de los hombres con un mayor volumen de barba encuentran que las barberas de mayor anchura funcionan mejor para ellos, ya que son las que tienen más peso, lo que les resulta beneficioso.

“Cuanto más ancha sea la navaja más difícil es maniobrar en aquellas áreas difíciles de alcanzar como por ejemplo debajo de la nariz, pero mientras su hoja esté perfectamente afilada, su afeitado será agradable”

Una navaja 8/8 no precisa ser empujada para desplazarse por la cara, debido a su tamaño y peso corta la barba por si misma. Muchos de los usuarios de navajas prefieren grandes hojas; porque no tienen que aplicar ninguna presión para conseguir un eficaz y vistoso apurado al afeitarse.

Ya se ha comentado anteriormente que el mayor tamaño de la navaja permite almacenar más espuma de afeitado en la superficie de la hoja, por lo que no necesita ser limpiada o enjuagada con la frecuencia de una hoja estrecha. Además, ñas hojas de gran ancho son también muy populares, porque son más llamativas estéticamente, sobre todo cuando son de fabricación artesana.

Pero el lado negativo o inconveniente de las hojas anchas esta al tratar de poner una lámina de acero de una pulgada de ancho incluso más, debajo de la nariz para afeitar el labio superior, tratar de mantenerla recta, o ver dónde y como se está afeitando en la zona de las patillas no es fácil, y aunque tampoco es muy difícil, requiere algo más de tiempo y practica para acostumbrarse.

“Las navajas más grandes se recomiendan generalmente para usuarios con alguna experiencia ya avanzados en el uso de la barbera”

La desventaja para las navajas 8/8 es precisamente sus precios de venta que suele ser incluso más del doble, comparados con los de las 5/8, una navaja de afeitar con un poco más de la mitad de la anchura de la 8/8.

Las navajas pequeñas precisarán más presión y le dará una mejor idea de la posición del filo. Recortar las patillas y el bigote, o afeitarse el labio superior es más fácil, y afilar y asentar es menos engorroso con tamaños de navaja más reducidos. Las barberas de tamaños 5/8 y 6/8 son las tamaños más populares y comunes aunque no en España, y normalmente se recomienda para principiantes.

“El tiempo de aprendizaje, es menor con una barbera de menor ancho de hoja que una de ancho mayor”

También es cierto que una hoja fina, corta mejor a medida que avanza a través del objeto cortado. Es algo así como el corte de un hacha, frente al corte de una sierra en cuanto a lo que puede llegar a profundizar sin comprimir las fibras que están delante del filo.

También está el tema del asentado, que es más fácil hacerlo con medidas grandes. Las navajas grandes son más fáciles de manipular, cuanta más superficie mejor apoyan en el cuero, así las de 8/8 parece que se peguen mejor al asentador. Algunas navajas muy pequeñas tienen una espiga estrecha que se hace muy incómoda de sujetar y si además son inferiores a 5/8, pueden rotar y girar accidentalmente durante el asentado.

El consejo de Gonzalo Álvarez

Lo más importante es usar la barbera con la que se sienta más cómodo. Los tamaños 5/8 o 6/8 se recomiendan tanto para principiantes como avanzados y, francamente, algunos usuarios experimentados prefieren las de 5/8 e incluso menor.

El ancho de la navaja por lo general no afecta a la calidad del afeitado, siempre que la hoja se afile hasta conseguir un filo adecuado. La mayoría de usuarios que se afeitan con navajas de afeitado tradicional, eventualmente han probado por lo menos un par de tamaños diferentes, y se deciden por aquello con el que se sienten más cómodos.

“Una hoja pequeña necesita una mano estable y segura mientras una mayor permite arrastrarla y por el peso ya corta la barba y perdona algo más los fallos en los movimientos”

 

La reflexión

Con una barbera pequeña también se consigue los mismos resultados que con las grandes. ¿Porque entonces antiguamente se hacían en esos tamaños? La respuesta tal vez la encontramos en que antiguamente las barberas estaban orientadas mayoritariamente a barberos, así pues se hacían hojas más anchas para que dispusieran de más hoja que gastar con el uso y afilados intensivos. Sin embargo, los tamaños más pequeños estarían orientados para los pocos particulares que por entonces se afeitaban en su casa.

Por otro lado también y según teorías, resulta más comprensible lo de los tamaños grandes porque la ciencia del metal en el siglo XIX no estaba tan avanzada y las piezas se desgastaban más, este puede ser otro argumento valido

A modo de resumen se puede decir que el tamaño de la barbera podría tener relación con el uso al que estuviese destinada, a mayor uso, mayor desgaste de la hoja ya que habría que afilarla con mayor asiduidad. Es de suponer que un barbero, cuando se hacían unos cuantos afeitados diarios, necesitaría una navaja con una hoja más grande para no tener que cambiar de navaja con mucha frecuencia. Un barbero profesional preferiría una navaja con mayor peso, así las navajas con la hoja ancha y pesada eran muy solicitada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.