Todas las navajas de afeitar precisan de unos cuidados. Y gracias a los magníficos consejos de Gonzalo Álvarez Guerrero junto a Restauracio, os presentamos una magnífica Guía sobre el mantenimiento, el cuidado y la conservación para tu navaja de afeitar tradicional.

Para empezar el cuidado de la navaja de afeitar se divide en dos categorías:

El mantenimiento antes del afeitado; que consistente en afilar y asentar la navaja antes de proceder al afeitado tradicional. Y el mantenimiento después del afeitado; que se trata de una vez finalizado el afeitado, limpiar y prevenir la corrosión de la hoja de tu razor.

  • MANTENIMIENTO DIARIO Y EL PRE-AFEITADO

Si estrena su navaja y ésta viene lista para afeitarse de fábrica, en inglés shave ready, ni siquiera debería requerir asentarla. Solo en ese caso y si usted no tiene experiencia de afilar, no es recomendable que la asiente antes del afeitado para que pueda saber y aprenda lo que debe cortar el filo en condiciones similares.

Asentando incorrectamente, tal como ya hemos explicado en artículos anteriores,  puede dañar el filo, pero no la navaja en sí. Es importante indicar que cada vez que afila o asienta una navaja, el lomo y el filo de la barbera deben mantenerse apoyados en todo momento contra la superficie de cualquiera que sea la piedra o cuero de afilado y asentado. Si el lomo no está tocando mientras asienta o afila, estará modificando el ángulo del bisel y podría dañar el delicado filo.

Con un cuidado apropiado, simplemente con asentar antes de cada afeitado mantendrá su barbera afilada durante un buen tiempo. Para algunos usuarios el mantenimiento con un buen asentador es más que suficiente, y para ellos no es necesario el uso de piedras para mantener el filo. Es más, desde su punto de vista estropean la evolución del filo ya que se vuelve al punto de partida creando con la piedra los micro-dientes de nuevo…El filo de una navaja bien vaciada le puede durar años manteniéndola con cuero y reavivando el filo con lino o serraje cuando sea necesario. Para esto es imprescindible, que adquiera una buena técnica de asentado.

“En el asentado reside el secreto de la navaja”

Compra el nuevo asentador fabricado por Proyet ¡Ya disponible en nuestra tienda!

  • MANTENIMIENTO DE LA NAVAJA DESPUÉS DE CADA AFEITADO

El acero al carbono se mancha y sale óxido. Esto es debido a la propia naturaleza del acero. Sin embargo, es un material muy útil en el mundo del afeitado con navaja. Nada supera al acero al carbono de alta calidad que ha sido tratado térmicamente y templado a la perfección. Aceros más resistentes a la corrosión como los inoxidables empleados en las barberas también con el tiempo se oxidan y manchan, pero son mucho más resistentes a ello. Su desventaja está en que las sustancias de las aleaciones incluidas en el acero, que son muy buenas para retardar la oxidación y las manchas, no lo son tanto y no ayudan ya que en realidad obstaculizan la estructura del acero de la hoja y no resultan excelentes para los filos.

Por lo tanto, para evitar el óxido y las manchas en el acero las navajas de afeitar, deben limpiarse y secarse minuciosamente después de cada afeitado. Cuando termine el corte del pelo de la barba enjuague la barbera con agua caliente, limpie y seque perfectamente y a conciencia con papel de cocina o higiénico secará la navaja. Después del papel higiénico con tres o cuatro pasadas por la banda o tira textil del asentador eliminara los restos de humedad del filo. El tejido después de secar, pulirá el filo un poco antes de guardarla y mantendrá su navaja brillante, pulida y lista para la próxima vez que la utilice. De hecho, sólo se pulirá con más intensidad cada vez que reitere el uso de la piedra o pasta de afilado. Para concluir, no guarde la navaja en el baño, es uno de los lugares más húmedos de una casa.

  • MANTENIMIENTO TEMPORAL DE TU NAVAJA

Este proceso es necesario cuando la hoja se nota un poco ‘roma’ después de varios afeitados y como una rutina regular para mantener el filo en óptimas condiciones. Todo lo que necesita es una piedra de afilar de acabado, de grano en torno a 10.000 o superior. No son necesarias muchas pasadas, lo deseable son unas 10 vueltas al hacerlo en un pequeña piedra de afilar tipo barbero (una vuelta se cuenta como dos trazos uno de ida y otro de vuelta).

Otra opción para ello es una pasta abrasiva untada en una correa de cuero o madera de balsa. Si usted es nuevo en el afilado, la elección más recomendable es esta. Realmente la pasta de óxido de cromo, es muy fina y 100% recomendable; y la pasta menos aconsejables son las de diamante.

Durante el afilado y suavizado, aplicar poca o ninguna presión de la hoja sobre la piedra y cuero; aplique la pasta abrasiva en la madera de balsa o cuero, en una cantidad mínima. Tenga presente que en el afeitado en sí, casi todo es minimalista, cuanto menos presión ejerza, mejor afeitado (menos irritación). Al aplicar un producto de pre-afeitado o bálsamo aftershave, cuanto más se ajuste la cantidad, mejor se absorberá y así sucesivamente.

En el caso que no vaya a utilizar la navaja durante un tiempo prolongado, lo más recomendado, es la vaselina ya sea solida o líquida como protector de recubrimiento. Otros productos comunes son capas ligeras de aceite de camelia, aceite de oliva, aceite mineral o aceite Ballistol – marca comercial-.

Además, si vive en una ciudad costera o de mucha humedad, guárdala con unas bolsitas de antihumedad de esas de silica-gel, además de aceitada. Tenga muy presente que si se descuida y deja olvidada una gota de agua en el filo de la hoja, cierra la navaja y la almacena largo tiempo, se desarrollará el óxido de profundidad…

Sin embargo, en nuestro propio país, no se está enseñado a secar el filo después de su uso. Desde aquí se anima fuertemente a que esto se haga. Ayuda a garantizar la durabilidad de su filo.

Para los perfeccionistas advertirles que incluso después de la eliminación de las gotas de agua, un poco de humedad puede permanecer en la superficie de la hoja. Esto puede causar la corrosión que los ingleses llaman “Soap Burn”. Para evitarla, después de utilizar la navaja, es una buena idea verter agua hirviendo sobre la hoja. El agua hirviendo calentará la hoja, por lo que después de eliminar el exceso de agua, simplemente con que sople, la hoja se seca por completo. Algunas personas les preocupa que el calor impartido a la hoja por el agua hirviendo arruine el templado, pero no hay motivo de preocupación. Usted podría calentar una navaja a 100º  durante horas y no le afectaría a su estado.

CAUSAS DE LA APARICIÓN DE ÓXIDO 

Una navaja de afeitar seca no se oxida. Así que la humedad es la primera causa de aparición de óxido. Además del agua, un gas también puede causar oxidación. A veces la combustión del carbón puede producir un gas que huele a azufre, este no se debe permitir cerca de sus navajas de afeitar. Ocasionalmente, unas cachas de un celuloide o plástico defectuoso pueden causar oxidación. El celuloide contiene nitrato, y si contiene demasiado, entonces se puede liberar gas nítrico y no importa lo cuidadoso que se sea, que oxida la navaja. En este caso, el único recurso es reemplazar las cachas.

PROPUESTA DE MANTENIMIENTO IDEAL

Como conclusión y resumen se propone este sencillo modo de mantenimiento: Antes de cada afeitado asienta la hoja, repitiendo 25 trazos en cada lado. Después de cada afeitado secar completamente la navaja, pásala 10 veces sobre el lienzo del asentador y luego guárdala. Por lo general, cada mes realiza 15 pasadas sobre una capa de óxido de cromo impregnado en madera de balsa sólo para refrescar el filo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *